Las nuevas deducciones en Madrid por compra o alquiler de vivienda

La subida del precio del alquiler, así como los tipos hipotecarios, a nivel nacional, ha hecho que las Comunidades Autónomas tomasen cartas en el asunto. Este es el caso de la capital y, por eso, el Gobierno ha anunciado una serie de nuevas deducciones en Madrid por la compra o el alquiler de viviendas. Desde InmoRenta te contamos todo lo que tienes que saber al respecto.

¿En qué consisten las nuevas deducciones en Madrid?

El Gobierno ha aprobado, recientemente, la tramitación de una serie de nuevas deducciones en Madrid. Se trata de un paquete de medidas que buscan la rebaja en la compra o alquiler de viviendas en la capital; medidas que, a la larga, podrían suponer una ventaja para unos 500.000 madrileños y, además, un ahorro de 118 millones de euros al año.

Gracias a las nuevas deducciones fiscales en Madrid, hasta medio millón de contribuyentes podrán beneficiarse a la hora de comprar o alquilar una vivienda. Debemos destacar que se trata de una medida que todavía se encuentra en trámite y fase de aprobación. Este paquete de medidas busca ayudar a las personas que adquieran una vivienda habitual; además, se aplica a los propietarios que pongan su vivienda vacía al mercado de alquiler. Las medidas se aplicarán con el objetivo de fomentar la repoblación de los pequeños municipios.

¿Cuándo entrará en vigor la nueva ley y qué dispone?

Como ya adelantamos, este nuevo paquete de medidas se encuentra todavía en fase de proyecto y aprobación, pero se espera que esto ocurra a lo largo de este año. Por lo tanto, al entrar en vigor, la ley tendría efectos a partir del 1 de enero de este 2024. Esto significa que, cuando se haga la declaración de la renta del año en curso (en el 2025), se aplicarán estas medidas.

Las nuevas deducciones en Madrid entrarán en vigor este año

Esto supone, según el Gobierno regional, que los madrileños se ahorrarán, aproximadamente, 118,2 millones de euros durante el primer año de vigencia de la ley.

Según la ley de las nuevas deducciones en Madrid, se podrá hacer una deducción de 1.000 euros en el IRPF a aquellas personas que formalicen nuevos contratos de alquiler; esto en viviendas que hayan estado en desuso durante, al menos, un año y que, además, los contratos de arrendamiento tengan una duración superior a tres años. Quienes pueden beneficiarse de estas deducciones son los propietarios y los usufructuarios de estas viviendas, siempre y cuando no tengan más de cinco propiedades. Se estima que esta medida en concreto podría suponer un ahorro de 20 millones de euros y podría beneficiar a 20.000 ciudadanos.

La subida de los tipos hipotecarios

Por otra parte, hay que destacar que el euríbor, el índice de referencia de los tipos de interés para las hipotecas variables, ha subido. Para compensar esta subida y beneficiar a las personas que hayan comprado una vivienda (de uso habitual), el Gobierno madrileño creará una bonificación del 25%. Este 25% se aplicará a la diferencia que exista entre los intereses pagados y los que se habrían pagado si se tomase como referencia el euríbor de diciembre del 2022.

Cabe destacar que esta medida tendrá un límite de 300 euros al año y se aplicará siempre y cuando el crédito hipotecario sea de tipo variable. Es importante recordar que existen tres tipos de hipotecas hoy en día: a tipo fijo, a tipo variable y mixtas. La nueva deducción beneficiaría a cerca de 450.000 contribuyentes.

Nuevas deducciones en Madrid para combatir la despoblación

Las nuevas deducciones en Madrid también tienen como objetivo combatir la despoblación de los municipios rurales de la comunidad. Básicamente, se busca ayudar a los jóvenes, que sean menores de 35 años, para establecer su residencia habitual en los municipios que tengan una población inferior a 2.500 habitantes. De esta medida pueden beneficiarse los jóvenes que quieran comprar o alquilar una casa.

Las ayudas serán de distintos tipos. Empezamos por contarte que las deducciones por el traslado de la residencia a uno de estos municipios. Se concederán 1.000 euros en el período impositivo en el que ocurra el cambio de domicilio. La condición es que el contribuyente esté empadronado en este municipio durante los siguientes tres ejercicios fiscales.

Además, los jóvenes que compren un inmueble y que esté sea vivienda habitual y que, por otra parte, se encuentre en un municipio de menor población, podrán deducirse un 10% de la adquisición. El límite anual de esta deducción será de hasta 1.546 euros durante 10 ejercicios fiscales. Por último, cuando se adquiera una vivienda de segunda mano, se bonificará el 100% del ITP. También se bonificará este porcentaje cuando la vivienda sea nueva; en este caso, se aplicará sobre el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos que te pueden interesar

× ¿En qué podemos ayudarte?