¿Es obligatorio declarar el alquiler en la renta?

Si tienes una propiedad en arrendamiento, estamos seguros de que te estás preguntando si es necesario declarar el alquiler en la renta 2023. El plazo abrió a principios de este mes, pero no concluye sino hasta el 30 de junio. Desde InmoRenta te contamos todo lo que necesitas saber sobre este tema: ¡Es muy importante no perderlo de vista!

¿Por qué declarar el alquiler en la renta 2023?

Declarar el alquiler de un inmueble es obligatorio, así que, si tienes una vivienda en arrendamiento, no te olvides de incluirlo en tu declaración. No hacerlo puede suponer problemas con las autoridades tributarias, así que lo mejor es evitarte estos inconvenientes en el futuro.

¿Por qué es obligatorio? Ten en cuenta que los ingresos que proceden del arrendamiento, Hacienda los considera como un rendimiento del capital inmobiliario cuando se trata del IRPF; básicamente, forma parte de la base imponible general y de la que también forman parte los rendimientos del trabajo. En otras palabras, cuando alquilas tu vivienda, tienes un ingreso y este es el que debes comunicar a la Agencia Tributaria para pagar los correspondientes impuestos.

No declarar el alquiler puede suponer multas por parte de Hacienda

¿Cómo se cuantifica el rendimiento?

Para cuantificar el rendimiento obtenido por el alquiler de tu vivienda, es necesario restar el importe del alquiler, de los gastos deducibles. Es así como obtienes el rendimiento neto y, sobre esta cantidad (positiva), se aplica una reducción del 60%. La deducción es del 60% cuando la propiedad se destine a la vivienda habitual.

Es importante tener en cuenta que no se declara el total de lo percibido. Por ejemplo, si cobras 1.000 euros de alquiler por 12 meses (12.000 euros), no vas a declarar este importe, sino que debes restar los gastos para poder calcular el rendimiento neto. Como gastos encontramos, por ejemplo, el seguro para el hogar.

Notificar a Hacienda: Un paso clave al alquilar una propiedad

Cuando alquilas un inmueble, además de depositar la fianza ante las autoridades correspondientes, también debes notificar a Hacienda. Informar al órgano fiscal es importante porque, de no hacerlo, este puede tomar medidas y enviarte avisos. Te sorprenderá saber que la AEAT notifica a más de 710.000 contribuyentes para que cumplan con sus obligaciones tributarias respecto de las propiedades que tengan.

Seguramente te preguntes, ¿Cómo sabe Hacienda que tienes un piso en alquiler? Es muy sencillo. La AEAT recibe información directamente de las Comunidades Autónomas y no de los bancos y empresas suministradoras, como ocurría antiguamente. Las comunidades envían información a Hacienda y esta puede detectar cuando una propiedad está arrendada; pero las cosas se complican si el alquiler es en negro, es decir, si no hay un contrato.

El caso de los contratos de alquiler en negro

Hoy en día, se estima que hay alrededor de 1,28 millones de alquileres irregulares en España. De la cifra total de arrendamientos (3,2 millones), los alquileres irregulares suponen algo más del 40%. ¡Mucho cuidado! Arrendar una propiedad en negro y no declararla supone un delito de fraude y las autoridades se valen de recursos variados para conocer la situación de las viviendas como los recibos de luz, etcétera.

Muchas personas prefieren no celebrar contratos o no declarar el alquiler para evitar el pago de impuestos. Ten en cuenta que, si Hacienda detecta las irregularidades, la sanción es más cara que los impuestos que se intenta evadir. Es posible pagar una multa de entre el 50 y el 150%, así que no te expongas.

Evita caer en problemas celebrando un contrato de arrendamiento en condiciones. Desde InmoRenta te ayudamos a realizar todas las gestiones pertinentes para alquilar tu vivienda y evitar sanciones por parte de las autoridades tributarias.

¿Cómo declarar el alquiler de una propiedad?

En la declaración de la renta verás el apartado «Bienes Inmuebles». Aquí tendrás que aportar la referencia catastral de cada una de tus propiedades. En el caso del arrendamiento, entonces tienes que usar la clave tres de «A disposición de sus titulares y arrendado», es decir, aquí estás notificando a Hacienda que la vivienda es tuya, pero que ha sido alquilada durante unos meses o todo el año.

La cantidad a declarar depende del tiempo que dure el arrendamiento de la vivienda. En este sentido, ten en cuenta que no se declaran los ingresos por el año concreto, sino por el período de tiempo que estuvo arrendada, según sea el caso. Recuerda que puedes deducir los gastos asociados como el seguro, el IBI, la amortización del inmueble, etcétera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos que te pueden interesar

× ¿En qué podemos ayudarte?