Pasos para comprar una casa con un crédito hipotecario

¿Quieres adquirir una vivienda y no sabes por dónde empezar? Desde InmoRenta te contamos los pasos para comprar una casa, a través de un crédito hipotecario. Antes de firmar cualquier contrato, infórmate y recibe la asesoría necesaria para evitar sorpresas, tanto por parte del vendedor, como del banco.

Los pasos para comprar una casa

Lo primero que debemos decirte es que es fundamental que conozcas tu presupuesto, así como los distintos tipos de hipoteca que existen. ¿Por qué? Porque así podrás elegir la casa de tus sueños y un crédito que se ajuste a tu situación económica y laboral. Debemos decirte que los bancos no pagan el 100% del crédito hipotecario, sino que suelen cubrir un 80%, es decir, tú tendrás que aportar el 20% extra, más otra serie de gastos.

Los pasos para comprar una casa incluyen la firma del contrato de arras

En InmoRenta somos expertos en las transacciones relacionadas con el hogar y contamos con equipos especializados en distintos ámbitos, incluyendo el asesoramiento bancario e hipotecario. ¡Acércate a nosotros! ¡Te ayudamos a resolver tus dudas!

La búsqueda de casa y de hipoteca

Mientras buscas casa, nosotros te recomendamos que consideres las distintas opciones hipotecarias y no solo hablamos de elegir entre una hipoteca a tipo fijo, variable o mixta. Es momento de buscar casa, pero también una entidad financiera que te ofrezca las mejores condiciones para comprar tu nuevo hogar. En ese sentido, lo más recomendable es acudir primero al banco con el que tengas contratado algún producto financiero; por ejemplo, donde tengas una cuenta o la domiciliación de la nómina.

En cuanto a la vivienda, ponte en contacto con los vendedores para ver las propiedades que reúnan los requisitos que estás buscando y también pregunta las condiciones de venta y las características de la vivienda. Por ejemplo, si cuenta con la certificación energética, la calificación, etcétera.

Firma del contrato de arras

El siguiente de los pasos para comprar una casa es firmar el contrato de arras. ¡Cuidado! Este paso se hace únicamente cuando ya has escogido una propiedad y ya te has decidido por la hipoteca que quieres contratar. En este sentido, los tiempos son cruciales. Te contamos que el contrato de arras es una señal que se da al propietario, a manera de «reserva» y en la que se suele pagar el 10% del valor de la propiedad.

Las arras, como ya adelantamos, sirven a manera de reserva y se suscribe un contrato. El contrato tiene una vigencia, por lo general de un mes. Esto quiere decir que, en el plazo de ese mes, deberás formalizar la compraventa y pagar el 90% restante del valor del inmueble. Por eso te decimos que es fundamental tener ya en mente la hipoteca que quieres y el banco.

¡Mucho cuidado! Antes de firmar el contrato de arras, es necesario conocer la situación de la vivienda. Esto puedes hacerlo solicitando una nota simple al Registro de la Propiedad. Básicamente, este documento permite saber quién es el legítimo propietario de la vivienda y si esta cuenta con embargos y/o precintos que impidan la operación comercial.

Requisitos para tramitar una hipoteca

No todos los bancos son iguales, pero, por lo general, suelen tardar dos semanas para resolver la hipoteca. Como ya adelantamos, el banco suele conceder un 80% del valor de la propiedad que se quiere adquirir. Para que puedan otorgarte el crédito necesitarás:

El banco pide la tasación del inmueble
  • Tener estabilidad laboral, es decir, tener una fuente de ingresos regular. Para acreditarlo, los bancos piden un contrato de trabajo indefinido y con una antigüedad mínima de seis meses a dos años.
  • Tener ahorrado el 30% del valor de la propiedad. El banco aporta el 80%, el 20% restante deberás pagarlo tú y, además, tener un 10% extra para los gastos asociados a la compraventa.
  • Contar con ingresos suficientes. Las cuotas mensuales de la hipoteca deben suponer, como mucho, el 30% de los ingresos netos mensuales.

Una vez que el banco apruebe la hipoteca, entonces se procede a la formalización de la compraventa. Además de los requisitos personales señalados, la hipoteca exige una tasación del inmueble para conocer el valor de este.

Pasos para comprar una hipoteca: La firma ante notario

Generalmente, el notario lo elige el comprador, pues es quien corre con la gran mayoría de los gastos derivados de la escritura pública. Básicamente, se elige un día para hacer la firma del contrato de compraventa de la propiedad y las partes acuden para la formalización. También deben pagarse los impuestos derivados de la compra, pero estas gestiones, por lo general, se le suelen confiar al notario porque es lo más fácil y rápido.

El notario es quien, además, se encarga de inscribir la escritura en el Registro de la Propiedad, algo que, por otra parte, exige la entidad que concede el crédito hipotecario. Debemos destacar que, cuando hay una hipoteca de por medio, antes de la firma, el notario asesora al comprador sobre las circunstancias del préstamo y verifica que ha recibido toda la información al respecto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos que te pueden interesar

× ¿En qué podemos ayudarte?