¿Cómo obtener la referencia catastral de un inmueble?

La referencia catastral de un inmueble es un número único que pertenece a la vivienda. Es un identificador, de carácter oficial y obligatorio que deben tener todos los bienes inmuebles. ¿Para qué sirve este código? ¿Cómo obtenerlo? En InmoRenta te contamos todo lo que necesitas saber al respecto y recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros en caso de dudas.

¿Qué es la referencia catastral de un inmueble?

La referencia catastral de un inmueble es un código alfanumérico, conformado por 20 caracteres y que el Catastro asigna a una vivienda. De esta manera, ninguna propiedad cuenta con la misma referencia, por eso se dice que es un único. Este identificador, que es obligatorio para todos los inmuebles, tiene varios usos, pero su objetivo más importante es garantizar que una propiedad sea identificada y gestionada de forma correcta.

Esta referencia es única y sirve para trámites de alquiler, compraventa, herencias y donaciones

¡Cuidado! Es muy importante no confundir la referencia catastral de un inmueble con el CRU, anteriormente llamado IDUFIR. La referencia la concede el Catastro, mientras que el CRU lo designa el Registro de la Propiedad y, al igual que la referencia, es un código que sirve para identificar a una vivienda. ¿No son lo mismo? ¡No! Uno no sustituye al otro.

El CRU tiene el objetivo de identificar al inmueble y la finca registral, mientras que la referencia incluye, además, la localización geográfica exacta. La referencia incluye la ubicación del inmueble, así como sus límites. Aunque no son lo mismo, son dos términos que están estrechamente ligados.

¿Para qué sirve el identificador de la vivienda?

Además de ser un código obligatorio que permite identificar a un inmueble de forma correcta, la referencia catastral tiene múltiples usos. Es importante tenerla a mano en los siguientes casos:

  • Compraventa. Si compras o vendes una propiedad, el notario debe verificar la referencia catastral para contrastar la información y comprobar que coincide con los documentos oficiales.
  • Trámites ante notario. En consonancia con el apartado anterior, este identificador permite a los notarios hacer toda la gestión de la compraventa, pero también se extiende a la gestión de herencias y donaciones. Básicamente, el notario puede identificar el inmueble y saber que es el que se está vendiendo, heredando o donando.
  • Alquiler. Sí, si vas a celebrar un contrato de arrendamiento, también debes añadir la referencia catastral. Así, el inmueble quedará debidamente identificado para el arrendatario. Este número, a la larga, le sirve para diversos trámites incluyendo la gestión de los servicios de suministros de luz y agua.
  • Inscripción de un inmueble. Cuando compras una vivienda, debes inscribirla en el Registro de la Propiedad y la referencia catastral sirve para esto. El Registro te pedirá el identificador y verificará la información aportada sobre el inmueble.
  • Trámites fiscales. A la hora de pagar impuestos, la referencia catastral te sirve para hacer el cálculo del IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles) y otros tributos de carácter local.
  • Obras. Si quieres hacer obras y reformas en tu propiedad, es necesario pedir un permiso al ayuntamiento. Para que las autoridades puedan identificar al inmueble y su ubicación exacta, así como garantizar el cumplimiento de la normativa local obligatoria, es necesario aportar la referencia.
  • Dividir un inmueble. Cuando se divide una propiedad en distintos inmuebles, como, por ejemplo, una casa que se adosa; un edificio que se divide en apartamentos o para dividir un terreno en dos, es necesario contar con la referencia catastral original. Después, cada inmueble tendrá su propia referencia.
  • Gestión de herencias y sucesiones. Como hemos adelantado, cuando se trata de trámites de herencias y sucesiones, es necesario poder identificar a la vivienda en cuestión, de forma adecuada. Para esto se utiliza la referencia.
  • Valorar los activos inmobiliarios. Si quieres conocer el valor de la propiedad, entonces debes tener a mano la referencia de tu vivienda. Así podrás conocer su valor en el mercado inmobiliario.
La referencia catastral de un inmueble consiste en un código alfanumérico de 20 caracteres

¿Cómo ver la referencia catastral de un inmueble?

La referencia catastral es algo inherente a un inmueble. Si se trata de una obra nueva, el encargado de la construcción es quien debe tramitarla; si adquieres una vivienda de segunda mano, el anterior propietario debe proporcionártela. En cualquier caso, el número se asigna en el Catastro. ¿Y cómo puedes conocer la referencia?

Para esto es necesario dirigirte a la Sede Electrónica del Catastro. El trámite, además de ser gratuito, es bastante simple y no necesitas ni certificado digital ni DNI electrónico. ¿Por qué? Porque la información es pública y cualquier persona puede consultarla. Por ejemplo, si estás pensando en alquilar una vivienda y quieres conocer más sobre ella, bastará con entrar a la web e introducir una serie de datos para conocer la situación catastral del inmueble.

Lo único que tienes que hacer es acceder a la web e ingresar distintos datos. La referencia puede encontrarse introduciendo la dirección exacta de la propiedad; por polígono o parcela, por coordenadas o utilizando el CRU. Cuando hayas rellenado la opción elegida, solo debes elegir la opción «Datos» y la web te mostrará la ficha del inmueble.

Si no cuentas con esta información, entonces puedes acceder directamente al visor cartográfico que te permite navegar por un mapa. Debes ampliar este mapa y acercarte a la zona donde se encuentre la vivienda y elegir el inmueble o espacio correspondiente. Ten en cuenta que la vista varía en función de la propiedad (casa, piso, terreno, parcela).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos que te pueden interesar

× ¿En qué podemos ayudarte?