Reformas para garantizar la habitabilidad de una vivienda, ¿Cuándo son necesarias?

Aunque la cédula de habitabilidad dejó de ser obligatoria en algunas Comunidades Autónomas como Madrid, te contamos que es indispensable, en ocasiones, hacer reformas para garantizar la habitabilidad de una vivienda. ¿Por qué? Si vas a alquilar un inmueble, como arrendador, una de tus obligaciones es garantizar que ese inmueble sea habitable, es decir, que reúna ciertos requisitos para que alguien pueda residir en él.

¿Por qué hacer reformas para garantizar la habitabilidad?

Hasta hace unos años, todas las Comunidades Autónomas exigían la cédula de habitabilidad. Sin embargo, este documento cayó en desuso y, por ejemplo, desde 2018, ya no es obligatorio en Madrid. El documento no es necesario si se hacen reformas integrales al poner el piso en alquiler o a la venta.

Como arrendador, puede ser necesario hacer reformas para garantizar la habitabilidad de la vivienda

Antes de hablarte de las reformas para garantizar la habitabilidad de un inmueble, es importante mencionar que, en el caso de Madrid, la cédula pasó a ser sustituida por la licencia de primera ocupación, sobre la que te hablaremos más adelante. Por otra parte, no podemos pasar por alto el hecho de que, si quieres alquilar tu vivienda, esta debe incluir unos requisitos mínimos habitabilidad. ¿Por qué?

Porque según la Ley de Arrendamientos Urbanos, una de las obligaciones de los arrendadores es garantizar que la vivienda reúne todos los requisitos y condiciones para ser habitable. Y que en caso de desperfectos que mermen estas condiciones, también es obligación del propietario repararlos. ¿Y cómo puedes garantizar la habitabilidad de tu vivienda?

Si vas a entregarla en alquiler, nosotros te aconsejamos que hagas algunas reformas que no solo garanticen la habitabilidad, sino que también te permitan aumentar el valor de la propiedad. Ten en cuenta, especialmente, modificaciones en lo que a energía se refiere, pues hoy en día las personas apuestan por viviendas que son sostenibles y respetuosas con el medioambiente. Esto también te permitirá pedir un poco más por la renta de tu inmueble.

¿Cuáles son las reformas para garantizar la habitabilidad de un inmueble?

Para que en Madrid una vivienda sea considerada como habitable, es indispensable que reúna los requisitos de las Normas Urbanísticas del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid. Aquí se determinan las características con las que debe cumplir el inmueble:

  • Tener una superficie útil de 38 metros cuadrados.
  • Disponer de estancia-comedor, cocina, dormitorio y baño. Los metros cuadrados pueden reducirse a 25 cuando el inmueble disponga de estancia-comedor-cocina que, a la vez pueda servir de dormitorio y disponer de un baño.
  • La fachada debe tener una longitud de, por lo menos, tres metros.
  • El 75% de la superficie debe contar con una altura mínima de 2,5 metros. El resto puede ser de 2,2 metros de alto.
  • Al menos el 12% de la superficie útil de la vivienda deberá contar con iluminación natural.
  • En lo que a ventilación se refiere, esta debe ser natural en, al menos, un 8%.

Para que tu vivienda pueda ser considerada como habitable en Madrid, es necesario disponer de la licencia de primera ocupación. Esta se expide cuando se trata de una obra nueva o cuando se haya hecho una reforma integral que modifique la estructura original de la propiedad.

¿Y qué pasa con los inmuebles antiguos? Si el edificio tiene una antigüedad superior a 30 años, entonces es obligatoria una Inspección Técnica de Edificios. Aquí, un profesional homologado certifica que el edificio reúne las condiciones mínimas de seguridad, salubridad, accesibilidad y ornato. ¿Y si no cumple con estas medidas? Entonces es necesario hacer reformas para garantizar la habitabilidad del inmueble. Estas reformas deben cumplir los requisitos mínimos de habitabilidad que hemos expuesto antes.

Es necesario tramitar la licencia de primera ocupación

Cuando la vivienda sea colectiva y tenga más de 50 años, entonces también es necesario un Informe de Evaluación de Edificios. Este informe debe aprobarse cada 10 años. Durante la inspección lo más importante es el propio edificio, la conservación de este, su accesibilidad y la eficiencia energética.

¿Cómo tramitar la licencia de primera ocupación?

Al momento de solicitar este documento, las autoridades verifican que la obra o la reforma se haya hecho de acuerdo con el proyecto de obra presentado. Pero también se acredita que los trabajos se hicieron respetando toda la normativa urbanística vigente y garantizando que el edificio cumple con todas las condiciones para ser utilizado como residencia.

¿Cuándo debes pedir esta licencia? Es necesario tramitarla en los siguientes casos:

  • Cuando se trata de una obra de nueva edificación o reestructuración general, es decir, una reforma integral.
  • Cuando se cambia el uso de la edificación.
  • En caso de que aumenten las viviendas del edificio.
  • En caso de que se transforme un local comercial para convertirlo en vivienda.

La tramitación de la licencia es muy fácil. Basta con entrar a la web del Ayuntamiento de Madrid. Puedes iniciar el trámite ya sea por el «Registro electrónico» (virtual) o de manera presencial. En cualquier caso, es necesario cumplimentar el formulario que encontrarás en la web, aportar el certificado final de obra, el libro del edificio y la declaración de alteración catastral. Recuerda, no todos los casos son iguales, ¡Pregunta antes de presentar la solicitud!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos que te pueden interesar

× ¿En qué podemos ayudarte?