Por qué los jóvenes cada vez compran menos viviendas

El mercado de la vivienda es un constante movimiento de transacciones que se mueven en muchas direcciones. Como ya hemos comentado en alguna ocasión, y si no lo hemos hecho, lo hacemos ahora, formar parte de este mercado es más fácil de lo que parece. Pero la subida generalizada de los precios, la inflación y los disparatados precios de algunas hipotecas, hacen que sea cada vez más difícil ver a gente joven que se decide a dar el paso. Como en Inmorenta queremos ser la inmobiliaria del futuro, hoy analizamos nuestro público objetivo, y os contamos por qué los jóvenes cada vez compran menos viviendas.

¿Realmente los jóvenes cada vez compran menos viviendas?

Es una encrucijada a la que cuesta dar una respuesta, pues para ello debemos analizar el contexto social y político, en nuestro caso, de nuestro país. Y es que si nos remontamos solamente unas décadas atrás, lo común era que a los 25 – 30 ya tuvieras una casa, un coche y una familia con un par de hijos. Por supuesto con un trabajo estable que te diera un flujo de ingresos constante, y una tranquilidad generalizada que hacía que todo esto pudiera ser realidad.

Ahora en los tiempos que corren, para la mayoría de jóvenes de 30 años, esto es impensable. Pues muchos todavía siguen luchando por conseguir mejorar sus condiciones de trabajo, algunos se siguen formando y otros todavía no han podido pisar el mercado laboral.

La fragilidad del mercado laboral

Los jóvenes compran cada vez menos viviendas debido a lo frágil que es el mercado laboral en nuestro país. Y es que según los últimos estudios realizados, la media de edad en la que los jóvenes se emancipan y por tanto les surge la necesidad de tener su propia vivienda, es de entre 30 y 35 años.

Esto en comparación con otros países, es casi una década después. En los países nórdicos la media de emancipación se sitúa en los 20, por lo que la vivienda se adquiere mucho antes, y se termina de pagar también de una forma más temprana. Y es que se considera que el acceso a la vivienda ha sido un mal endémico al que no se le ha podido (o querido) poner solución a tiempo.

los jovenes cada vez compran menos viviendas

Los jóvenes cada vez compran menos viviendas por la crisis del acceso a la misma

La crisis del acceso a la vivienda, así se ha acuñado el término al que no se le ha sabido poner solución. Y es que, lejos de prestar ayudas, en general el precio de la vivienda se ha encarecido, convirtiendo uno de los derechos humanos en, prácticamente un lujo que solo unos pocos pueden permitirse.

Se han puesto en marcha algunos planes de ayudas del estado, como los bonos jóvenes de ayudas al alquiler, pero que parece que no llegan a todos los que lo necesitan ni a tiempo para quienes dependen de ello. El papel de la inmobiliaria en este tipo de transacciones es fundamental, ya que es la que puede ayudarnos a encontrar una vivienda que se ajuste a las necesidades que tenemos, y el presupuesto que estamos dispuestos a invertir.

Y es que nosotros queremos revolucionar el mercado inmobiliario, y por ello dejar que el usuario se despreocupe de todo y se dedique exclusivamente a decidir si quiere o no la vivienda. Uno de nuestros objetivos es reactivar este mercado y enfocarlo a los jóvenes, garantizando siempre la rentabilidad ya sea en alquiler o venta. Por que si vendes o alquilas, que sea con garantías. Contacta con nosotros si quieres formar parte de la revolución y activación del mercado inmobiliario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos que te pueden interesar


    Tipo de archivos permitidos: pdf, doc, docx Tamaño máximo de archivo: 2mb

    × ¿En qué podemos ayudarte?